Esta obra cuenta la historia de una mujer del pueblo, que tiene capacidades extraordinarias de curación y es milagrosa. Su hermana, interpretada por la actriz Teresa Murias, lucha tras su asesinato, para que la canonicen.

Los enigmas que plantea al espectador a lo largo del espectáculo son:
1º ¿Es realmente santa la Madrecita?

2° ¿Las familias aristocráticas tiran a sus hijos ilegales a los chanchos?

3º ¿Los asesinos de la Madrecita serán castigados? ¿Por la justicia divina o por la ley de los hombres?

4º ¿En la Argentina todos los sucesos parecen extraordinarios?

5º ¿Dios es argentino?

 

En esta obra se abre una segunda etapa en la dramaturgia de la compañía, que se conformará con tres espectáculos representados por dos actrices. Concluye así el primer ciclo de unipersonales.

El montaje cuenta con un altar, donde la madrecita tiene visiones y se le hacen los pedidos y se le reza, el salón de la kermese donde la madrecita cura y hace milagros y la piecita donde las hermanas comen y descansan los pies mientras cuentan las limosnas recaudadas.

El armado es sencillo y diseñado para realizar giras por el país y el exterior. Se cantan seis temas en vivo, con música original.